Compartir
Institucional \ Autoridades - Organigrama

Organigrama del H. Senado de la Nación

Mesa de autoridades del Senado de la Nación

Es Presidente natural del Senado de la Nación el Vicepresidente de la República, quien ejerce esta magistratura representando al Cuerpo. En el orden parlamentario preside las sesiones pero no participa de los debates ni vota, salvo en caso de producirse empate. Es titular de todas las atribuciones de carácter administrativo tendientes a producir los actos que se orienten al funcionamiento del Cuerpo.

El hecho de que la Cámara sea presidida por una persona de fuera de su seno es una necesidad desde el punto de vista de la conformación del H. Senado, ya que ello permite que todas las provincias tengan igual representación e igual número de votos. El Senado designa una Mesa compuesta por un Presidente Provisional, un Vicepresidente, un Vicepresidente 1° y un Vicepresidente 2° de entre sus miembros. Esta Mesa se ve asistida por dos Secretarios y tres Prosecretarios que no son legisladores; sus funciones son parlamentarias, administrativas y de coordinación. La referida Mesa tiene por finalidad, en el aspecto parlamentario, conducir las sesiones y asistir a la labor legislativa, y en los restantes, producir los actos tendientes a mantener el funcionamiento del Cuerpo.

Los miembros de la Mesa duran un período en su mandato, el que vence el último día del mes de febrero del año siguiente. En caso que todos cesaren en su calidad de senador serán sustituidos en el desempeño de sus funciones por los presidentes de las comisiones, de acuerdo al orden establecido en el Reglamento. Merece particular atención la figura del Presidente Provisional del Honorable Senado, ya que al propio tiempo que reemplaza al Presidente del Cuerpo en caso de ausencia o vacancia, de acuerdo con la ley de acefalía, está llamado a suceder al Presidente de la República en tercer término para el supuesto de renuncia, muerte o incapacidad de aquel y de su sucesor natural, el Vicepresidente de la Nación. De esta forma vemos cómo los mecanismos constitucionales producen una interrelación de poderes, orientados a preservar la representatividad en el gobierno democrático.