Número de Expediente 2337/03

Origen Tipo Extracto
2337/03 Senado De La Nación Proyecto De Comunicacion JENEFES : PROYECTO DE COMUNICACION SOLICITANDO INFORMES ACERCA DE LA EMPRESA VENG S.A. ( VEHICULOS ESPACIALES DE NUEVA GENERACION ).
Listado de Autores
Jenefes , Guillermo Raúl

Fechas en Dir. Mesa de Entradas

MESA DE ENTRADAS DADO CUENTA Nº DE D.A.E.
01-10-2003 15-10-2003 Sin asignar

Fecha de Ingreso a Dir. Gral. de Comisiones

DIR. GRAL. de COMISIONES INGRESO DEL DICTAMEN A LA MESA DE ENTRADAS
02-10-2003 SIN FECHA

Giros del Expediente a Comisiones

COMISIÓN FECHA DE INGRESO FECHA DE EGRESO
EDUCACIÓN, CULTURA, CIENCIA Y TECNOLOGIA
ORDEN DE GIRO: 1
03-10-2003 28-02-2005

EL EXPEDIENTE CADUCO EL 28-02-2005

ENVIADO AL ARCHIVO : 31-01-2006

En proceso de carga
Senado de la Nación
Secretaría Parlamentaria
Dirección Publicaciones

(S-2337/03)

PROYECTO DE COMUNICACIÓN

El Senado de la Nación

Vería con agrado que el Poder Ejecutivo Nacional, a través del
organismo que corresponda, informe de manera específica sobre los
siguientes puntos:

- ¿Cómo se integra el capital social de la Empresa VENG S.A. (Vehículo
Espacial de Nueva Generación)?

- ¿La Empresa VENG S.A. pertenece al dominio privado del Estado?

- ¿Cómo se integra el directorio de la Empresa VENG S.A.?

- ¿Qué proyectos de desarrollo de cohetes tiene la Empresa VENG S.A. en
estado activo?

- ¿Cómo se financian los proyectos que lleva a cabo la Empresa VENG
S.A.?

- ¿Qué instalaciones posee la Empresa VENG S.A.?

Guillermo R. Jenefes.-






















FUNDAMENTOS

Sr. Presidente:

La Argentina integra el selecto grupo de países
poseedores de tecnología espacial. Ha desarrollado y construido los
satélites SAC A, SAC B y SAC C, y están en etapa de desarrollo los
satélites, SAC D, SAOCOM 1A y SAOCOM 1B cubriendo una amplia gama de
requerimientos científicos y de desarrollo económico sustentados en la
tecnología espacial.

Sin embargo, a pesar de poseer esta tecnología tan
importante para posicionarnos estratégicamente, no podemos
considerarnos un país independiente en la materia, mientras debamos
contratar los servicios de un tercer estado que por medio de sus
vectores coloque nuestros satélites en el espacio.

La Argentina posee la tecnología necesaria para la
construcción de cohetes de largo alcance, gracias al nivel científico
alcanzado con el desarrollo del programa secreto del misil Cóndor II
desmantelado en la década del 90.

Consciente de la necesidad de poseer un vector capaz de
colocar en el espacio nuestros propios satélites; a mediados de la
década del 90, el Gobierno nacional decidió crear una empresa dedicada
a la construcción de vehículos de transporte espacial, comenzando con
el proyecto de construir un cohete capaz de alcanzar 1000 kilómetros de
órbita polar y de transportar hasta 1000 kilogramos de carga útil. Para
tener una idea de la importancia de esta capacidad, podemos mencionar
que el Satélite SAC C pesa 475 kg.

Este proyecto reviste una importancia trascendental
desde el punto de vista político y económico, ya que de concretarse,
la Argentina ingresaría al selecto club de países que dominan la
tecnología espacial. Hasta ahora esta integrado por Estados Unidos,
Rusia, Francia, Japón, China, India e Israel.

La nueva empresa se llamaría VENG S.A. (por Vehículo
Espacial de Nueva Generación) y a pesar de las diferencias tecnológicas
con el Cóndor II, para la construcción y lanzamiento del nuevo cohete,
utilizaría la planta de Falda del Carmen (Córdoba) y otras
instalaciones heredadas del frustrado proyecto misilístico.

Es importante destacar que el proyecto VENG como se
llamaría al primer cohete a construir, cumple con el "Régimen de
Control de Tecnología Misilística (MCTR)", organismo internacional que
actualmente preside la Argentina, que prohíbe la transferencia de
tecnologías misilísticas a países en vías de desarrollo.

El proyecto VENG es esencial para nuestro país,
teniendo en cuenta que cada vez es más significativa la influencia que
el desarrollo tecnológico adquiere como elemento trascendental del
desarrollo económico.

Alcanzar el éxito del proyecto VENG es también un
elemento vital de posicionamiento estratégico en el concierto de las
naciones, ya que cada vez son más numerosas las aplicaciones que la
tecnología satelital provee al progreso de las naciones, al desarrollo
agrícola, minero, industrial, de las comunicaciones y a muchos los
campos del desarrollo social.

El mundo avanza al uso global de la tecnología espacial, pero serán muy
pocos los países que estén en condiciones de abastecer una demanda
mundial que crece día a día, por lo que el proyecto VENG reviste una
importancia específica como generador de recursos genuinos, producto de
exportaciones con elevado componente tecnológico.

Es importante ejercer nuestra tarea de control, pero también debemos
estimular y apoyar al Poder Ejecutivo para que se concrete una
actividad fundamental para un país que aspira a ser respetado y
reconocido. Tenemos como ejemplo, los esfuerzos que continúa realizando
la República de Brasil para concretar su proyecto espacial a pesar de
haber fracasado en sus intentos de lanzar un vector al espacio.

Por lo expuesto, en virtud de la importancia que reviste esta materia
solicito a mis pares que acompañen este proyecto.

Guillermo R. Jenefes.-