29 de marzo de 2017

EL SENADO APROBÓ POR UNANIMIDAD LA LEY DE EMPRENDEDORES

La iniciativa promovida por el Poder Ejecutivo fue sancionada por el Parlamento sin votos en contra

Por unanimidad (53 votos positivos), el Senado aprobó en la sesión de hoy la Ley de Emprendedores. Esta nueva ley apunta a facilitar la constitución, promoción y el crecimiento de pequeñas empresas, mediante la creación de una figura jurídica, las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS), que permitirá la apertura vía internet de una empresa en un plazo no mayor a las 24 horas, incluida la apertura de una cuenta bancaria en el acto y el CUIT.

Además, crea un Registro de Instituciones de Capital Emprendedor y un Fondo Fiduciario para el Desarrollo del Capital Emprendedor (FONDCE), con el cual se pueden financiar emprendimientos de forma conjunta con el sector privado. Asimismo, contempla una serie de beneficios impositivos para la inversión de capital, cuyos aportes podrán ser deducidos del impuesto a las ganancias.

"Hemos escuchado a muchos emprendedores y hoy tenemos una gran oportunidad para que sus sueños se hagan realidad", expresó el senador Roberto Basualdo (Alianza Compromiso Federal), miembro informante de la iniciativa.

El debate que arrancó en el recinto alrededor de las 17.30 h y se prolongó por dos horas marcó un amplio respaldo de todo el abanico político.

De esta manera, la senadora Laura Machado (Córdoba-PRO) destacó que “esta es una ley particular para quienes pensamos que el trabajo de muchos individuales generan el beneficio colectivo".

En tanto, el senador Omar Perotti (Santa Fé - FPV) sostuvo que “una política de emprendedurismo tiene mucho de cercanía, de local y de federal”.

"Ojalá los emprendedores de antes hubieran tenido esta ley que le va a dar futuro a los jóvenes", resaltó por su parte Alfredo de Angeli (Entre Rios- PRO).

A su turno, el senador Luis Naidenoff (Formosa-UCR) aseguró que “hoy podemos dar un primer paso que simplifique y ayude a avanzar en la inclusión".

"Acompañamos el espíritu general de la ley pero hoy no hay mercado interno ni consumo que impulse a los emprendedores", señaló por último la senadora Maria Ester Labado (Santa Cruz - FPV).

Puntos destacados de la Ley

● Creación de empresas en un día. La posibilidad de constituir una empresa en 24 horas es uno de los capítulos centrales de la ley. La nueva figura jurídica llevará el nombre de Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) y podrá crearse y manejarse en forma digital desde cualquier lugar del país.

Permitirá además abrir una cuenta bancaria simplificada y digitalizar firma, libros y poderes, incorporar uno o más accionistas y emitir acciones de mismo derecho a diferente precio.

En la actualidad, abrir una empresa en el país demanda en promedio de 45 a 60 días, lo que representa un incremento significativo de los costos y, en consecuencia, favorece a la informalidad del sistema económico. Es una oportunidad para monotributistas, para ocupados que hoy se desempeñan en el sector informal y para todas las empresas que se crean por año en el país.

● Más financiamiento. Para desarrollar la industria del capital emprendedor, la ley contempla beneficios impositivos para los inversores registrados que apuesten por el desarrollo de ideas argentinas.

Además, con el propósito de facilitar y agilizar el proceso de financiamiento a los emprendedores, se crea el Fondo Nacional de Capital Emprendedor (FONDCE).

A partir de este fideicomiso, se crearán fondos de capital emprendedor de naturaleza público-privada para generar estímulos para inversores de proyectos de alto impacto.

Serán 10 fondos cuyo 40% corresponderá a la inversión pública, tendrán como requisito un capital mínimo de 30 millones de dólares cada uno y contarán con administradores privados que seleccionarán los proyectos.

También se seleccionarán 13 aceleradoras (3 de ellas de base científica), con licencias por 4 años, a las que se destinarán aportes para los gastos operativos y para la inversión conjunta en emprendimientos argentinos.

Asimismo, la ley contempla la regulación de mecanismos de financiamiento colectivo para democratizar y federalizar la posibilidad de que los argentinos inviertan en el talento local.

● Créditos para la etapa inicial del proyecto. También en el marco del FONDCE, se promoverán préstamos a tasa 0 para ayudar a crecer a quienes estén comenzando con su emprendimiento.