Número de Expediente 2751/05

Origen Tipo Extracto
2751/05 Senado De La Nación Proyecto De Declaracion NEGRE DE ALONSO Y OTROS : PROYECTO DE DECLARACION RINDIENDO HOMENAJE Y RECONOCIMIENTO AL DR. FRANCISCO DE DURAÑONA Y VEDIA AL CUMPLIRSE EL DECIMO ANIVERSARIO DE SU FALLECIMIENTO .-
Listado de Autores
Negre de Alonso , Liliana Teresita
Saadi , Ramón Eduardo
Salvatori , Pedro
Pinchetti de Sierra Morales , Delia Norma
Cafiero , Antonio Francisco
Zavalía , José Luis
Reutemann , Carlos Alberto
Losada , Mario Aníbal
Miranda , Julio Antonio
Menem , Eduardo
Jaque , Celso Alejandro
Leguizamón , María Laura

Fechas en Dir. Mesa de Entradas

MESA DE ENTRADAS DADO CUENTA Nº DE D.A.E.
29-08-2005 07-09-2005 135/2005 Tipo: NORMAL

Fecha de Ingreso a Dir. Gral. de Comisiones

DIR. GRAL. de COMISIONES INGRESO DEL DICTAMEN A LA MESA DE ENTRADAS
31-08-2005 SIN FECHA

Giros del Expediente a Comisiones

COMISIÓN FECHA DE INGRESO FECHA DE EGRESO
EDUCACIÓN, CULTURA, CIENCIA Y TECNOLOGIA
ORDEN DE GIRO: 1
31-08-2005 07-09-2005

ENVIADO AL ARCHIVO : 27-10-2005

Resoluciones

SENADO
FECHA DE SANCION: 07-09-2005
SANCION: APROBO
COMENTARIO: SOBRE TABLAS
NOTA:
En proceso de carga
VERSION PRELIMINAR SUSCEPTIBLE DE CORRECCION UNA VEZ CONFRONTADO CON EL ORIGINAL IMPRESO

Senado de la Nación
Secretaría Parlamentaria
Dirección Publicaciones

(S-2751/05)

PROYECTO DE DECLARACION

El Senado de la Nación

DECLARA:

Su homenaje y reconocimiento al Doctor Francisco de Durañona y Vedia, al cumplirse el 10 aniversario de su fallecimiento el 2 de septiembre de 2005, por su vida entregada a favor de la construcción de la democracia en la República Argentina.

Liliana T. Negre de Alonso.- Pedro Salvatori.- Miguel A. Pichetto.- Antonio Cafiero.- Ramón Saadi.- Eduardo Menem.- Celso A. Jaque.- José L. Zavalía.- Marcelo E. López Arias.- Mario A. Losada.- María L. Leguizamón.- Carlos A. Reutemann.- Julio A. Miranda.-

FUNDAMENTOS

Señor Presidente:

Francisco de Durañona y Vedia nació el 17 de septiembre de 1944 en la ciudad de Buenos Aires. Pasó su infancia en la ciudad bonaerense de Dolores, que aún recuerda la generosidad de sus obras de bien. Luego de terminar sus estudios secundarios en el Colegio Champagnat se graduó como abogado en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Desde su infancia tuvo una natural inclinación por la historia, la música, pero especialmente por la vida parlamentaria. Concurría desde muy chico a las sesiones de ambas cámaras, donde aprendió el oficio parlamentario, del que en su madurez fue uno de los más importantes exponentes.

Su amor por el parlamento lo llevó a ser un ávido lector de los Diarios de Sesiones y de los libros vinculados a la actuación legislativa, constituyéndose, con el tiempo, en una suerte de memoria viva de la historia de nuestro parlamento.

Incursionó tempranamente en la carrera judicial, en la que -como en casi todas sus actividades públicas- dejó también una importante marca. Fue un hombre de la profesión, socio de importantes estudios jurídicos y abogado de personas y empresas de relevancia. Se especializó en las materias de Derecho Minero, Recursos Naturales, Derecho Agrario y Derecho Constitucional. Todas estas disciplinas encontraron en él a un lúcido pensador, desde que hundía sus conocimientos teóricos en una acabada comprensión de la realidad histórica y de la realidad vigente de su país y de sus tradiciones.

Fue profesor en estas cátedras en las Universidades de Buenos Aires, del Salvador, del Museo Social, de Belgrano y de La Pampa, y un destacado polemista e investigador.

Fue Secretario Legislativo en el Ministerio de Justicia de la Nación, Asesor General de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y Ministro de Gobierno en 1983, durante la gestión del Dr. Aguado.

Fue un hombre de hondas convicciones democráticas y republicanas, las que lo llevaron a ponderar como principio supremo de su actividad política el diálogo maduro con las distintas fuerzas democráticas del país. Ello le valió la reconocida amistad de hombres de las más diversas extracciones ideológicas.

Su militancia estrictamente política se desarrolló en la Unión de Centro Democrático de la Provincia de Buenos Aires, desde cuyo lugar accedió por dos períodos a una banca en la Cámara de Diputados de la Nación (1987-1991/1991-1995). Su labor parlamentaria le valió el reconocimiento y el respeto de sus compatriotas, por su fina inteligencia, la elegancia de su trato, su asombrosa memoria y la relevancia de sus planteos. Prestigió al parlamento que tanto amó, cosechando el aplauso de amigos y adversarios.

Fue, asimismo, Interventor Nacional en la Provincia de Corrientes en el año 1992, designado por el Gobierno peronista, en atención a su capacidad de diálogo con las distintas fuerzas políticas. El final de paso por Corrientes le valió un sentido homenaje de los más variados sectores de la política correntina.

En su prolongada y ponderada actuación pública el Dr. Durañona demostró su hombría de bien, su auténtica vocación social, su capacidad de diálogo y su patriotismo. Prestigió, desde sus convicciones, a la política argentina, tantas veces vapuleada.

Ha dejado, por último, algunas publicaciones de relevancia. La recopilación póstuma de algunos de sus escritos más importantes intitulada "Mi Tribuna con la Historia" es una obra que testimonia la calidad y variedad de sus conocimientos y afanes.

El próximo 2 de septiembre se cumplen 10 años de su temprana muerte, cuando todavía tenía mucho para dar al país.

Durañona fue un hombre de la política, un militante de sus ideales y un amante del diálogo. Su personalidad y su obra, más allá de las diferencias políticas o ideológicas, merecen el reconocimiento de este Honorable Senado de la Nación.

Es por todas estas razones, que solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto de declaración.

Liliana T. Negre de Alonso.- Pedro Salvatori.- Miguel A. Pichetto.- Antonio Cafiero.- Ramón Saadi.- Eduardo Menem.- Celso A. Jaque.- José L. Zavalía.- Marcelo E. López Arias.- Mario A. Losada.- María L. Leguizamón.- Carlos A. Reutemann.- Julio A. Miranda.-