Logo PRIE
Av. Hipólito Yrigoyen 1710
Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Te.: + (54 11) 2822-3000 Int. 3385
planrector@senado.gob.ar

Presentación

El Plan Rector de Intervenciones Edilicias (PRIE) fue creado por Resolución Conjunta 06/2012 de ambas cámaras legislativas (Senado y Diputados) con la finalidad de recuperar y preservar el patrimonio arquitectónico y cultural aplicando un criterio de restauración cuya prioridad fundamental es devolver al inmueble las condiciones originales de funcionalidad para las que fue creado.

Para llevar adelante el plan se propuso el desarrollo de una estrategia integral en todo el ámbito del Palacio del Congreso Nacional, en el que van de la mano la adecuación funcional y la tecnológica de todo el conjunto.

Es una iniciativa de preservación patrimonial que contempla no sólo los aspectos edilicios, sino también aquellos vinculados con su patrimonio y con los elementos que configuran su historia. El rescate incluye, la restauración de diferentes vitraux que, debido al inexorable paso del tiempo, habían perdido su luz y brillo originales, la desinsectación de la boiserie y pisos de algunos salones con la finalidad de eliminar los insectos que la atacaban y el posterior lustre de maderas centenarias con la antigua técnica de aplicación a mano de goma laca, la devolución del brillo original a mármoles y columnas, la reposición del dorado a la hoja con laminillas de oro en detalles que, tras su aplicación, revalorizan figuras y relieves que los años habían condenado a la oscuridad, entre otras múltiples tareas.

Tamaño emprendimiento requiere de la coordinación y participación de un sinnúmero de especialistas que incluyen la necesaria colaboración de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos (CNMLyBH) dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación, en carácter de asesora. Además, para alcanzar un estándar internacional, se cumple en detalle con las normas de restauración y recomendaciones condensadas en documentos emanados de UNESCO, ICONOS e ICCROM. El criterio de intervención implica alcanzar la máxima efectividad con la mínima intrusión posible, a efectos de respetar cada elemento empleado en la construcción original. Sólo se reemplazan materiales y/o dispositivos en caso que el deterioro sea irreversible e impida su rescate.

El edificio del Congreso de la Nación es uno de los más grandes del mundo. En el año 1889 el presidente Juárez Celman presentó un proyecto de ley que proponía la construcción de una sede definitiva en el predio comprendido entre las calles Entre Ríos, Combate de los Pozos, Victoria (actual Hipólito Yrigoyen) y Rivadavia. Se presentaron 28 propuestas diferentes y la obra terminó adjudicada al arquitecto italiano Víctor Meano. La obra se inició en 1897 y concluyó con la inauguración del monumental edificio de estilo academicista grecorromano, el 12 de mayo de 1906, bajo la presidencia de José Figueroa Alcorta. Sin embargo, lejos se estaba de la finalización de obra por lo que los trabajos continuaron a lo largo de varios años hasta que en 1946, con la aplicación del revestimiento de piedra sobre la rotonda de la calle Pozos, se dieron por concluidos.

Durante décadas proliferó el uso indiscriminado de los espacios comunes y los salones del Palacio, se construyeron boxes de madera que entorpecían el paso en diferentes áreas, se clausuraron puertas de acceso y, en definitiva, la falta de una idea rectora o un criterio de conservación incrementó el deterioro general.

Con el PRIE, luego de varios años de trabajo ininterrumpido, se verifica que el resultado del trabajo colectivo es superior a la suma de las virtudes individuales, y permite construir un modelo de crecimiento continuo en el desarrollo de conocimientos y buenas prácticas de conservación y restauración.

Equipo de trabajo

Un conjunto multidisciplinario, altamente calificado, integrado por profesionales de diferentes disciplinas que incluyen arquitectos, ingenieros, restauradores, artesanos, carpinteros, herreros y expertos en técnicas ancestrales como la construcción de vitraux o el estucado.

El método de trabajo se desarrolla con una fase previa de relevamiento, investigación y documentación, tanto gráfica como documental, e incluye, por ejemplo, estudios estratigráficos que permiten acceder y descubrir las diferentes capas de pintura que tiene una pared, con el fin de respetar en la restauración final los colores originales. Se analizan los materiales empleados, los métodos de construcción y las patologías que sufren las distintas áreas del edificio del Palacio para enfrentar las causas y proceder en consecuencia.

Según las características de los trabajos, participan profesionales de la Dirección de Obras, del Departamento de Obras y Conservación de la Subdirección de Obras y Mantenimiento, los restauradores convocados o, si se trata de tareas de mayor envergadura, se recurre a empresas contratistas a través de un proceso de licitación.

La comisión para el estudio, proyecto y ejecución de tareas de restauración y recuperación edilicia del Palacio del Congreso Nacional está integrada por seis miembros: dos representantes por el Senado, dos por la Cámara de Diputados, uno por la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos y uno por la Dirección Nacional de Arquitectura.

Visitas Técnicas

Tienen como objetivo presentar las obras de conservación patrimonial que se realizan en el Palacio del Congreso.

El recorrido se realiza por los diversos salones y espacios en proceso de intervención, acompañados por especialistas en restauración y patrimonio, quienes explican los detalles de cada uno de los trabajos de puesta en valor. Asimismo, se exponen las problemáticas específicas de cada sector intervenido, las características de los materiales, sus respuestas a diferentes tratamientos y la dedicación y el grado de detalle requeridos para alcanzar los objetivos pautados.

La idea es que la ciudadanía pueda conocer los procesos de puesta en valor del edificio, mobiliario, pinturas de caballete, vitrales, luminarias y pisos históricos que integran el patrimonio del Palacio Legislativo de la mano de los expertos en restauración.

La visita, cuya duración aproximada es de dos horas, se realiza una vez por mes con fecha a publicar en la página web del Senado de la Nación y la inscripción es con nombre completo y Documento Nacional de Identidad a través de las vías de contacto del Plan Rector de Intervenciones Edilicias. El ingreso es por Hipólito Yrigoyen 1849.